Glándulas de Tyson – ¿Qué son, y cómo eliminarlas?

Actualizado: 9 de feb de 2019



Conocidas de diversas formas, glándulas de Tyson, glándulas prepuciales, papilas coronales, o pápulas perladas, estas son excrecencias milimétricas benignas, de coloración blanquecina, rosada, o incluso translúcida.


Es un fenómeno fisiológico inofensivo e indoloro. Las pápulas perladas son un tipo de estructura del pene, que se distribuyen alrededor del glande, formando una o dos hileras uniformes, precisamente alrededor de la corona del glande, y que no causan problemas para la salud. A la variante femenina de estas glándulas se las conoce como papilomatosis vestibular.


Están presentes en todos los hombres desde el nacimiento, y a pesar de ser a menudo invisibles, existen casos en que las glándulas son más visibles, pareciendo pequeñas bolitas o espinillas blancas; pueden desarrollarse y parecer inflamadas adquiriendo un cierto tamaño, pudiendo incluso llegar a presentar aspecto de verrugas.

Por lo general aparecen en la pubertad, incluso antes de haber tenido relaciones sexuales, y se calcula que alrededor del 30% de los hombres presentan este sobre-desarrollo de las pápulas perladas.


Estas glándulas son las encargadas de liberar feromonas y producir un líquido lubricante, llamado esmegma, que facilita la penetración durante el acto sexual.




¿Las pápulas perladas son contagiosas?


Las pápulas perladas no son una ETS (enfermedad de transmisión sexual), estas son un fenómeno fisiológico y por lo tanto no se pueden transmitir a nadie.


Suelen ser confundidas con verrugas genitales provocadas por el VPH (virus de papiloma humano) o incluso con manchas de Fordyce (otro tipo de lesión benigna presente tanto en el pene como en la vulva). Deben ser diferenciadas de otras lesiones en el pene, como los condilomas acuminados, el liquen nitidus, el molluscum contagiosum o las glándulas sebáceas ectópicas, por lo que lo más conveniente, y la única forma de confirmar el diagnóstico, es consultar con un especialista.

Ante el desconocimiento suele creerse que pueden ser algo maligno o una enfermedad, generando trastornos psíquicos e inhibiciones que conlleva problemas al momento de la intimidad. En algunos hombres pueden causar una gran alteración de la imagen del pene, lo que acaba por dificultar sus relaciones.


¿Cómo eliminar las glándulas de Tyson?



La técnica más recomendada para eliminar las pápulas perladas es la ablación mediante el láser CO2 ya que es un método sencillo, indoloro y seguro.


El láser de dióxido de carbono fraccionado es la solución ideal para tratarlas ya que se realiza en una sesión indolora de pocos minutos de duración. Esta técnica consiste en utilizar una corriente eléctrica para vaporizar las glándulas y quitarlas del glande.


¿Cómo es el tratamiento?

Primero se aplica una crema anestésica sobre la zona durante unos 30 minutos, y se vaporizan las glándulas de Tyson aplicando el láser de CO2 fraccionado sobre el área.

En forma inmediata se forman unas ligeras costras (epidermólisis) que caen pocos días después del tratamiento.


La única indicación es colocar humectación y evitar la actividad sexual por 7 a 15 días.


1,047 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo