Bioneuroemoción - Entiende el mensaje que te da la enfermedad

La enfermedad y los órganos desde a visión de la Biodescodificación - El hígado


-


El hígado es el único órgano que se regenera. A partí de una porción, es capaz de regenerarse. ¿Será por eso que se le llama “el órgano espiritual”?

Desde él surge el impulso hacia la realización de nuestra misión. Sin este impulso no podríamos materializar nada en nuestra vida.

Depura, almacena y ayuda al metabolismo. Nos da la vida depurando la sangre. Es un potente laboratorio por donde pasa lo que comemos, las cremas, champú, gel, etc. En nuestro hígado no sólo se acumula toxicidad de alimentos y productos, también se acumulan emociones que no sabemos gestionar ni digerir.


Siempre se habla de la ira como la emoción relacionada con el hígado, pero desgraciadamente hay muchas más emociones tóxicas que lo dañan. El odio, la rabia, la frustración, celos, agresividad contenida pasan factura a tu hígado. Si tienes tendencia a criticar a los demás, a juzgar, guardas rencor y eres intolerante con los demás, tu hígado se está resintiendo.


Cuándo está sobrecargado por temas alimenticios o emocionales, tendrás síntomas físicos que igual no sabes que son consecuencia del hígado. Tensión muscular en el cuello, en los hombros, dolor de cabeza, molestias en el pecho derecho, etc.


El hígado según la Biodescodificación


El hígado pertenece a la 1ª Etapa embrionaria: Supervivencia. Cualquier enfermedad del hígado está relacionada con un problema de “supervivencia”.


Los conflictos relacionados con el hígado son:


Conflicto de falta: alimentos, dinero, familia

Ejemplos:

- Memorias de hambre en el transgeneracional - Miedo a carecer de algo - Problemas de escasez relacionados con la familia - Falta de algo


Sensación de Pérdida


El problema puede ser real o simbólico. Si tu te crees que no vas a llegar a fin de mes, aunque luego te sobre, tu inconsciente ha recibido el mensaje desde esa emoción de carencia.


Siempre está relacionado con Alimentos, Hambre, Herencias

Ejemplos:

- Miedo a no tener suficiente comida - Miedo a no tener suficiente dinero para comprar - Te impacta que alguien muera de hambre - Tu hija/o se casa con un “muerto/a de hambre”



+ Cáncer de hígado o Nódulos en el hígado

Esta persona ha vivido una emoción de carencia total. Alguien que han despedido del trabajo La pareja que trabaja muere, la otra entra en pánico pensando que no habrá dinero para comer.


+ Hígado graso


Hay una emoción fuerte de “me están matando” Pensar que los medicamentos te “están matando” Sabes que lo que comes es comida basura “esta comida me está envenenando” Hay una persona tóxica a tu lado y sientes que “me está matando”

Si tienes estos pensamientos el hígado se protege con grasa. No importa si lo que piensas y sientes es real o simbólico. El inconsciente no entiende si la emoción es real o sólo lo estás imaginando.


Como he dicho antes, el hígado se considera el órgano “espiritual”. Todos los conflictos referentes a la “fe”, van a afectar a tu hígado. Si sientes un vació existencial, si tienes dudas sobre tu fe, tu futuro…estarás afectando a tu hígado.

Si tenemos estas carencias, estas emociones, vamos a hacer que crezca nuestro hígado para que nos proteja. Se crea más hígado en función de las necesidades, reales o simbólicas, que creas tener y vivas desde una emoción fuerte de carencia y miedo a morir, sobre todo, de hambre.


Trabajar con el transgeneracional, buscar similitud en tus antepasados, mirar coincidencia en nombres, fechas de nacimiento y muerte, historias de hambre, de ruinas, etc.


Buscar la emoción oculta en tu biología. En tu hígado se reflejan toda las criticas recibidas, tus justificaciones, tu auto-engaño, tus reacciones mas viscerales.


Para liberarte tienes que tomar consciencia de que tu te estás creando el problema desde tus emociones mal gestionadas. Tienes que “sentir” que por mal que vaya la vida no vas a morir de hambre. “Saber” que puedes buscar recursos en tu entorno. “Tomar consciencia de que a tu alrededor hay gente que te quiere. Y sobre todo, confiar en ti, en tu poder interior para gestionar las emociones que afectan a tu hígado.





Los síntomas son varios y, dependiendo de la intensidad de la emoción oculta, pueden ser más o menos graves.


Los conflictos emocionales que vive una persona con prblemas de hígado son los de alguien que se preocupa en exceso, que no “digiere” los acontecimientos de su alrededor, Le da miedo errar porque teme las consecuencias de sus errores. En el fondo hay una especie de depresión inconsciente. Darse cuenta es el primer paso para salir a flote.


Son personas que reprimen y sienten amargura y tristeza. Son personas poco alegres. Disfrutan poco de la vida porque siempre están viendo defectos en ellos y en los demás. Como no saben gestionar sus emociones y desahogarse, sufren un problema hepático.


Libera la emoción biológica


El hígado organiza diferentes funciones del cuerpo. Cuándo hay problemas en el hígado te está avisando de que estás olvidando organizar en tu vida. Aprende a conocerte y conocer a los demás. No juzgues y no quieras cambiar a nadie. A la única persona que puedes cambiar, es a ti. Baja de tu mente a tu corazón y ponlos de acuerdo. Trabaja la empatía: ponte en el lugar del otro. Cálzate sus zapatos y camina una jornada con ellos.


¡Deja de querer tener la razón, y comienza a querer ser feliz!


Un nuevo modelo mental donde haya amor, alegría, tolerancia, confianza en ti y en los demás, digerir bien los errores, los cambios pueden mejorar tu hígado y tu vida en general.


35,826 vistas4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo