¡Acaba con la celulitis! - Carboxiterapia

La Carboxiterapia para acabar con la celulitis y grasa localizada es un tratamiento que se realiza mediante la infiltración de dióxido de carbono de forma subcutánea, esto permite mejorar el aspecto rugoso de la piel de naranja en glúteos, abdomen y cualquier zona del cuerpo humano donde hace aparición. Los nódulos adiposos de la celulitis son destruidos y los tejidos anexos impulsados a renovarse por completo.


Existen muy buenas opiniones al respecto. Dependiendo del grado de corpúsculos grasos que tengas podrás notar una gran mejoría en unas cuantas sesiones, al mismo tiempo que reducirás volumen y estarás tratando la piel.


Si quieres saber más sobre este tratamiento continúa leyendo, en este artículo te contaremos sobre los beneficios, ventajas y resultados que tiene para la celulitis.



¿Qué es exactamente la celulitis?


La acumulación de grasa superficial que produce zonas rugosas y afea el aspecto de los glúteos, abdomen y en general el aspecto físico de muchas mujeres es conocido como celulitis. Su nombre científico es lipodistrofia ginecoide, aunque es poco habitual que encuentres referencias en los tratamientos de esta manera.


Las características que tiene la Lipodistrofia es que el cuerpo va creando, poco a poco nódulos de tejido adiposo, es decir, grasa. Estos, como muchas personas saben, son casi imposibles de eliminar mediante dieta y ejercicio. Suele dar igual que adelgaces o te machaques en la cinta del gimnasio, salgas a correr o hagas ejercicios aeróbicos todos los días. La grasa de estas pequeñas bolsas se adhiere y no es quemada de la misma manera que el resto. Así que en realidad, al perder peso muchas veces disminuye pero de forma muy leve.


Las causas de la lipodistrofia ginecoide o celulitis son una dermopatía vasculopática. Esto significa que hay una mala circulación sanguínea en ciertas zonas del cuerpo. Zonas que son las afectadas por los grupos de grasa en forma de nódulos celulíticos.


Y aquí es donde entra en funcionamiento la carboxiterapia para celulitis


Este tratamiento es capaz de atacar directamente el problema ya que es aplicado de forma subdérmica.


Los resultados de la carboxiterapia son:


- Eliminar nódulos celulíticos.

- Estimular la regeneración de los tejidos que están alrededor.

- Activación de las fibras y sistemas celulares responsables de la elasticidad de la piel.

- Mejora el flujo sanguíneo y la llegada de nutrientes a las células.


Al inyectar con una fina aguja partículas de gas CO2 (dióxido de carbono) la circulación de la zona es activada, y esto provoca que el problema producido por la dermopatía vasculopática desaparezca en gran medida. Es decir, al inyectar CO2 hay un aumento de la circulación y el flujo sanguíneo impide que haya acumulación grasas en forma de nódulos.


Esta técnica de carboxiterapia para tratar la celulitis funciona y tiene beneficios porque disminuye de forma eficaz un problema. Asimismo, ayuda en la regeneración de los tejidos de la epidermis, por lo que sus efectos son doblemente beneficiosos. Por un lado desprende la grasa celulítica haciendo que el organismo la deseche de forma natural y por otro mejora la producción de fibroblastos y fibras tensoras de la piel.


¿Cómo se forma la grasa celulítica?

Debido al mal flujo en ciertas partes del sistema circulatorio el filtrado y eliminación de toxinas no funciona correctamente, y a medida que pasa el tiempo los tejidos acumulan sustancias en forma de tejido adiposo, que se pega, adhiere y bloquea el paso de nutrientes y oxígeno. Esto provoca que aparezca un tejido denso, gelatinoso, parecido al gel.


Cuando hay una cantidad importante de tejido con celulitis comienza a generarse un círculo vicioso. Aparece más grasa y desechos y esto provoca que aumente la dificultad del organismo para deshacerse de estas partes tóxicas. Al comienzo esto no es muy evidente, pero al cabo de un tiempo se puede notar cómo algunas zonas comienzan a tomar ese aspecto de “piel de naranja”, rugoso y con una sensibilidad y tacto distinto al que tienes en el resto del cuerpo.


La infiltración de gas CO2 subcutáneo, es decir, la inyección de dióxido de carbono bajo la piel activa la circulación en un porcentaje muy alto. Esto favorece que se restablezca el flujo para eliminar toxinas y material de desecho acumulado. Al abrirse los canales de los capilares y existir un intercambio de gases adecuado, las enzimas y el metabolismo comienzan a funcionar correctamente.


Los efectos puedes notarlos en forma de aumento de la calidad de la piel, reducción de grasa en la zona tratada con C02, menor cansancio y pesadez de piernas producido por la celulitis.


¡Acaba con la celulitis con Carboxiterapia!


Hay personas que notan una reducción considerable, casi total, y otras perciben efectos menores. En cualquier caso, la gran mayoría siente alivio y mejoras visibles en las primeras sesiones. Eliminar celulitis con carboxiterapia depende en gran medida del grado y el estado con el que empiezas el tratamiento. Cuanto mayor es el número de nódulos celulíticos es necesario incrementar el número de sesiones. Aunque este es variable en cada persona. Según asimiles las primeras es posible que necesites un ajuste en el número total de consultas.

Si estas pensando en comenzar con este tratamiento existen algunos factores que debes tener en cuenta, como la cantidad de celulitis que tienes, si estás cerca de tu peso ideal o tienes algo de sobrepeso, predisposición genética, si realizas actividad física, mucha, media o escasa, tu alimentación.


Así que en realidad, es tan posible notar una cierta reducción como conseguir un avance importante. La cuestión es que el profesional médico evalúe tu caso para poder decidir si es el método adecuado o quizás, intentarlo con otro si es más conveniente.


En cualquier caso, siempre es conveniente un asesoramiento personalizado en el que también habrá una evaluación de las posibilidades antes de comenzar el tratamiento.


¿Cuántas sesiones necesitas?


Al igual que hemos comentado sobre los resultados, el número total de veces que tendrás que pasar por la consulta puede diferir. Cada persona tiene un grado diferente de celulitis en nalgas, abdomen u otras partes del cuerpo. Así que en realidad hay que calcular persona a persona. El número puede variar, aunque una media aproximada se sitúa entre 12 y 15 sesiones repartidas durante 3 meses. Cada una de ellas es aplicada cada 2 semanas.

La duración de cada visita y tratamiento es de unos 30 minutos.

315 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo