¿Crees que tienes una sonrisa gingival? ¡Te contamos a que se debe y cómo puedes solucionarla!


Lo que para algunos puede ser un simple rasgo característico, para otros puede ser un problema estético. Si crees que al sonreír tus encías son quienes se llevan el protagonismo es posible que tengas una sonrisa gingival.


Aunque para algunas personas no signifique un mayor problema, para muchas otras la sonrisa gingival puede suponer incluso problemas de confianza y autoestima.


Si eres de las personas que no se sienten a gusto con su sonrisa debido a sus encías debes saber que en la mayoría de los casos esto se soluciona de manera muy fácil.


Son varios los tratamientos existentes que pueden corregirla, con y sin cirugía, dependiendo de cada caso en particular.

Sigue leyendo, en BioEstimulación Montevideo te contamos a que se debe y cómo puedes solucionarlo.



Sonrisa gingival

El concepto de sonrisa gingival varía para cada persona, dependiendo de sus gustos y la percepción de cada uno. Mientras que para algunos les puede parecer un defecto, para otros puede parecer incluso un rasgo atractivo.


Además podemos decir que la sonrisa gingival en mujeres suele ser mas estética que en los hombres, y se debe a que si la en proporción entre labios, encías y dientes existe cierta simetría puede proporcionarle dulzura, delicadez y un aspecto aniñado.


A pesar de que la estética no dependa de medidas exactas podemos decir que en los hombres se considera sonrisa gingival cuando al sonreír sus encías superan los dos milímetros,por otra parte, en las mujeres cuando supera los tres, incluso cuatro milímetros.


A rasgos generales podemos definir que una sonrisa atractiva es aquella en la que predomina el nivel del esmalte sobre el de la encía.

Por otra parte debemos saber que el hecho de tener una sonrisa gingival no supone una patología o problema periodontal a no ser que la exposición de encías sea extrema.

¿Cuáles son las causas de la sonrisa gingival y cómo se solucionan?

En primer lugar debemos realizar un diagnóstico para establecer cuáles son las causas que provocan la sonrisa gingival, y así determinar el tratamiento más adecuado.


· Labio superior corto o con mucha movilidad

Se debe a que el labio presenta un desplazamiento excesivo hacia arriba.

Para solucionarlo es necesario alterar la acción de los músculos del labio. Esto se realiza aplicando infiltraciones de botox, evitando que el músculo ejerza demasiada fuerza, y por ende que este se eleve demasiado.


· Maxilar largo

Se da cuando el maxilar presenta un sobre-crecimiento en sentido vertical.

En estos casos es necesario realizar una cirugía ortognática, esta es una especialidad dentro de la medicina que permite modificar los huesos de la cara y clocarlos en una óptima posición.


· Posición dentaria baja

Es provocada por la sobre-erupción de los incisivos superiores a raíz de una falta de contacto con los inferiores.

En este caso en necesario llevar los dientes a una posición adecuada, y para ello es necesario realizar un tratamiento de ortodoncia.


· Erupción pasiva alterada

Esta anomalía se produce durante el proceso de erupción dental, y se debe a que parte de la corona del diente queda cubierta por la encía.

Siendo esta junto con la posición dentaria baja las causas más frecuentes de la sonrisa gingival.


Esto provoca que nuestros dientes se vean excesivamente cortos debido a que la encia no se retrajo lo suficiente, cubriendo de esta manera parte de la pieza dental que debería estar descubierta.


Para solucionarlo se debe realizar una gingivectomia, que consiste en contornear la forma de la encía, descubriendo de esta manera la parte del diente que debería ser visible.

26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo