¿Cansad@ de sufrir dolor lumbar, dorsal o cervical? Aquí te contamos cómo puedes aliviar el dolor.



Según las estadísticas, el dolor de espalda es la dolencia más habitual entre los

seres humanos, inhabilitándolo para el trabajo, y dificultando su libre movimiento

para desempeñar tareas cotidianas.


El dolor de espalda, en cualquiera de sus niveles, y especialmente a nivel lumbar,

 afecta a la mayoría de las personas en algún momento de su vida, sobre todo entre

los 40 y 60 años.




Existen muchas maneras de tratar el dolor de espalda;  desde antinflamatorios-

analgésicos, que presentan los consabidos efectos secundarios, hasta soluciones

quirúrgicas que sentencian al enfermo a no poder realizar en el futuro, el trabajo que

desempeñaban anteriormente. Es por ello que cualquier alternativa es válida,

siempre y cuando se muestre eficaz y no presente riesgo alguno para el paciente.


Bioestimulación Montevideo te presentamos eficaces tratamientos para eliminar

esas dolencias que puedas padecer, de manera segura y efectiva.



¿Qué es la Proloterapia?


La Proloterapia se utilizada específicamente para tratar el dolor crónico relacionado

con daños en los ligamentos, tendones y articulaciones.


Los dolores lumbares, cervicales, de hombros o de rodillas son bastante frecuentes;

y se originan en los ligamentos, las articulaciones o en los tendones que han sufrido

un proceso de debilitamiento, ocasionando inestabilidad y molestias. Diferentes

tratamientos convencionales han intentado eliminarlos, pero estos no siempre han

obtenido resultados positivos. Para solucionarlo, llegan la Proloterapia y la

neuroproloterapia; novedosas y efectivas técnicas que dan respuestas reales a esas

dolencias en más del 80% de los casos.


¿En qué consiste?


La Proloterapia, o terapia de proliferación celular, presenta como principales

cualidades ser regenerativa y reconstructiva. Consiste en la inyección de dextrosa

(un tipo de azúcar) en la articulación lesionada, que actúa estimulando, regenerando

y reparando el tejido afectado, ya que ésta contribuye, mediante un proceso

inflamatorio, al crecimiento, robustez y fortalecimiento de la articulación.


El proceso de curación comienza luego de seis semanas de iniciado el tratamiento.

Este tratamiento requiere entre tres y seis aplicaciones, suministradas en forma

mensual. Es importante destacar, que a diferencia de otros muchos tratamientos

como la administración de analgésicos y anti inflamatorios que presentan efectos

secundarios negativos, la dextrosa interarticular produce, como efecto secundario, el

desarrollo de nuevo cartílago de excelente calidad.

En combinación con la Proloterapia, utilizamos Plasma Rico en Factores de

Crecimiento, que devuelven la estructura de los nervios involucrados, reparan y

desinflaman la zona afectada.




¿Qué son los Factores de Crecimiento?


Los Factores de Crecimiento Autólogos son proteínas presentes en nuestro

organismo que rehabilitan el sistema músculo esquelético y enfermedades crónicas

degenerativas. Células de señalización humana, que todos contenemos en la

sangre , encargadas de regenerar diariamente los tejidos que a medida que pasa el

tiempo van envejeciendo, o lesiones provocadas por el consumo diario de

sustancias tóxicas. Contribuyen a la reparación del tejido cuando nos cortamos,

sometemos a una cirugía, quemamos, lesionamos articulaciones, entre otros. 

Estos factores de crecimiento contienen proteínas que inician la cicatrización del

tejido conectivo: huesos, tendones, músculos y ligamentos, así como también son

clave para aumentar la síntesis de colágeno, fibrina y elastina en la zona que se los

aplica.  Además, son los encargados de crear nuevos vasos sanguíneos

(angiogenesis) devolviendo la organicidad a los tejidos. 

Está comprobado que la terapia con Factores de crecimiento regenera el tejido

dañado y mejora la calidad de las estructuras en las que es aplicado.


¿Cómo se obtiene?


A partir de una simple extracción de sangre venosa, que será procesada para

obtener el super-concentrado de plaquetas. Con el sistema utilizado, se calcula que

cada inyección de plasma de 2 ó 3 ml contiene tres millones de plaquetas que

contienen a su vez una gran cantidad de factores de crecimiento.


¿Presenta algún riesgo?


No hay riesgos, dado que el origen del plasma es autólogo, es decir que se extrae

de estructuras de la propia sangre del paciente, quedan excluidos los riesgos de

transmisión de enfermedades infecciosas o fenómenos de rechazo, además no lleva

agregados químicos lo que evita contraindicaciones o efectos adversos.


Obtén tu diagnóstico sin consto > Clic aquí

No sufras más de dolores lumbares o otros que no te permiten ser tu mismo.


80 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo