top of page

BOTOX: MITOS Y REALIDADES

Hay tanto contenido respecto a tratamientos estéticos en internet y tanta desinformación, que los mitos y creencias son los que pasan de boca en boca. Y las creencias erróneas respecto a tratamientos estéticos faciales, son los que más abundan. Y en este artículo nos dedicaremos a desmontar cada uno de ellos, para que puedas tomar decisiones con plena consciencia y con información comprobada por médicos especialistas.







¿Qué es el botox?


El botox o también llamada toxina botulínica, es una neurotoxina que es producida por una enfermedad llamada botulismo. Esta enfermedad, es producida por una bacteria y que ocasiona parálisis muscular. Debido a estos efectos, es empleada de forma rigurosamente controlada para distintos tratamientos médicos.


Cuando se inyecta botox, se relajan las fibras de los músculos para disminuir la contracción de los mismos.




Los 5 Mitos respecto al botox:


1. El botox se utiliza sólo con fines estéticos:

No. Aún cuando su uso más conocido es para la eliminación temporal de arrugas, también es utilizado como tratamiento para algunas enfermedades neurológicas y también en casos de hiperhidrosis.


2. Es peligroso utilizar botox:

Es un mito. Aún cuando se trata de una neurotoxina, la dosis y el intervalo de tiempo en el que se aplica el botox es mucho menor a la que genera la enfermedad del botulismo. El botox que se utiliza en medicina estética tiene una carga proteica mucho menor, lo que hace que el tratamiento de aplicación de botox sea seguro, siempre que se aplique por un profesional.


3. El botox paraliza el rostro y las expresiones faciales.

Es falso. La toxina botulínica no te quita las expresiones faciales. El objetivo es relajar el músculo para eliminar las marcas o arrugas que son producidas por la contracción de los músculos, como es el caso de las resultantes de fruncir el ceño o las de la frente. Cuando ocurre esta paralización de las expresiones, es por causa de una mala aplicación del botox. Por ese motivo es importante realizarlo con un médico especialista.


4. El efecto del botox es permanente.

Muy falso. El efecto de relajación muscular que se logra con la toxina botulínica es temporal, de unos cuatro meses aproximadamente. Sin embargo, se recomienda su aplicación cada seis meses, para permitir la recuperación de los músculos y evitar que se atrofien, por lo que durante dos meses se permite la recuperación de los músculos faciales.


5. Sólo las personas mayores pueden utilizar botox.

No. El botox puede utilizarse como un tratamiento preventivo y aplicarlo antes de que las arrugas o marcas se hagan más profundas. En estos casos, la dosis que se utiliza es menor y va a depender de cada en particular. Los pacientes que utilizan botox pueden comenzar desde los 25 o 30 años, debido a que son personas que tienden a gesticular mucho y en estos casos, las marcas aparecen mucho antes que en otras personas. Para estos casos, nosotros contamos con un tratamiento especial llamado Baby Botox, puedes conocer más aquí.






Consejos antes de aplicarte botox.

Si bien la toxina botulínica es muy conocida por las personas y son numerosos los especialistas que aplican este tratamiento, es importante que antes de tomar esta decisión consideres los consejos o recomendaciones que te dejamos aquí.


1. Busca un especialista.

Los centros estéticos que dicen tener certificaciones y estas cualificaciones abundan. Así que antes de acudir a cualquiera especialista, asegúrate de que sea un médico acreditado y que sea especialista en medicina estética facial. Ya que el éxito del tratamiento va a depender de la destreza del médico y de la calidad de la toxina botulínica.


2. Resuelve todas las dudas con tu médico.

Este es el momento de conocer todos los detalles y hacer todas las preguntas. Puede que te agobie el miedo o incluso sientas algo de vergüenza al pensar que tus dudas son muy básicas. Es importante que no regreses a casa igual de perdido que como llegaste a consulta. Pregunta sobre el costo del tratamiento, el número de sesiones, los cuidados previos y después al tratamiento, indicaciones, contraindicaciones y demás.


3. Asegúrate de que sea el tratamiento adecuado para ti.

Existen distintos procedimientos estéticos actualmente con los que puedes obtener grandes resultados en corto tiempo y que son mínimamente invasivos, como es el caso del botox. Así que antes de tomar esta opción, asegúrate de preguntar a tu médico cuáles son los tratamientos adecuados para ti y evalúa bien cada una de las alternativas.


4. No le escondas detalles relevantes a tu médico.

Cuéntale a tu médico todos los detalles que sean importantes para tu historial médico. Debe incluir todas las alergias, antecedentes, otros tratamientos previos realizados y todos los demás detalles. Es muy importante este punto, ya que el botox está contraindicado en algunas enfermedades neuromusculares como la miastenia, la alergia al huevo y en mujeres embarazadas.


5. Ante todo sé realista.

El tratamiento con toxina botulínica es temporal. Una vez transcurran los cuatro meses el efecto de relajación muscular desaparecerá y tendrás que repetir el tratamiento después del período de descanso de tus músculos. Además, libera tu mente de falsas expectativas pidiendo a tu médico que te explique a detalle cuáles son los resultados que verás con el tratamiento, para estar seguro si eso es lo que quieres o deseas probar otro tratamiento.



Consideraciones finales.

La toxina botulínica es un gran aliado para ayudarte a desaparecer arrugas y recuperar un rostro más jovial y luminoso. Pero, para lograr esos resultados, necesitas contar con la asesoría médica adecuada y que el tratamiento sea aplicado por un especialista en medicina estética facial.


Si aún no cuentas con un especialista y estás interesada en saber si este tratamiento es el adecuado para ti, entonces escríbenos y agenda una cita.



26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page